Caminando entre las tumbas – Thriller clásico

Matt Scudder (Liam Neeson, Venganza) era un antiguo detective de Nueva York, pero sus problemas con el alcohol y un tiroteo con daños colaterales hacen que abandone el cuerpo. Ahora es un detective privado sin licencia y será reclamado por un narcotraficante para que encuentre a los asesinos de su esposa, gracias a sus habilidades para moverse por los peores lugares de la ciudad y sus métodos, Scudder es el candidato ideal para solucionar cualquier asunto escabroso.

No es la primera vez que la obra de Lawrence Block es llevada al cine, la primera fue 8 Millones de maneras de morir, con Jeff Bridges como Scudder; además este autor cuenta con catorce novelas del personaje así que no me extrañaría volver a verle en la gran pantalla.

A Walk Among The Tombstones

Liam Nesson como Matt Scudder

La película se nota que se basa en una novela. La forma de contarnos cada situación es muy detallada. El ejemplo más claro lo tendríamos en la presentación de los asesinos a los que vemos claramente y reconocemos prácticamente desde el principio, esto en una novela funciona porque es nuestra imaginación la que especula con quienes serán y cómo son y en una película puede ser un riesgo pues desvelas tus cartas muy pronto. Sin embargo, es un riesgo que funciona pues tenemos una información que no tiene Scudder y nos hace apoyarnos más en él para que detenga a estos sádicos.

Scott Frank, más conocido como guionista de grandes películas como Minority Report o Cómo conquistar Hollywood, se enfrenta a su segundo proyecto como director tras The Lookout y sale bastante airoso. Tiene una fotografía que crea una Nueva York deprimente y triste y consigue mostrar todas las miserias del personaje. La facturación de la película es buena y el desarrollo de la historia es pausado sin grandes dosis de violencia, de hecho, es el último recurso del film. A pesar de que la historia es de sobra conocida y poco sorprendente, en cualquier capítulo de Mentes Criminales tenemos casos así, la dirección le da un punto de distinción y quizá sea su mejor atractivo.

En cuanto a los actores destaca un gran Liam Neeson, que se carga toda la película en sus hombros. Quizá esto sea un pequeño fallo, pues Neeson se queda muy solo ante un reparto algo más pobre, se echa en falta otro rostro conocido para darle una buena replica sobretodo por el lado de los antagonistas.

Esperemos ver más aventuras de Matt Scudder en la gran pantalla. Son historias difíciles porque no tenemos al típico policía que puede con todo y sus capacidades están por encima de cualquier peligro, es un tipo alcohólico y apartado de la sociedad. Pero si caen en buenas manos, podremos disfrutar de un buen personaje durante mucho tiempo.

 CAMINANDO ENTRE LAS TUMBAS

Poster final de Caminando entre las tumbas

Texto: Raúl Peña (@BatRock_)

Anuncios

Acerca de vifprograma

Blog en la que escribimos de todo un poco, música, libros, tecnología, juegos de mesa, series, cine, videojuegos, comida, entrevistas, freak, rarezas, locuras, risas, humor, y muchas cosas más.
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s